CICLOMOTORES ELÉCTRICOS

¡Muévase de manera rápida, sencilla y eficiente. Aquí puede encontrar los innovadores ciclomotores eléctricos de Vässla en diferentes colores y diseños. Desplácese con toda rapidez y fluidez en el tráfico urbano a una velocidad máxima de 45 km/h. Nuestros ciclomotores eléctricos son una alternativa económica y respetuosa con el medio ambiente gracias a sus baterías recargables y portátiles.

Our packages

El ciclomotor eléctrico: un mundo de ventajas

El ciclomotor eléctrico se ha vuelto mucho más popular en los últimos años, y no nos extraña. Es un vehículo enormemente práctico que tiene un futuro muy prometedor. Estamos convencidos de que no existe un modo de transporte urbano más rápido y práctico. Creemos que coincidirá con nosotros después de probarlo.

Mucha gente piensa que la bicicleta eléctrica es el medio de transporte perfecto, pero nosotros le vemos un problema: ¡hay que pedalear! Si no se hace, el motor de la bicicleta eléctrica no generará energía y no podremos llegar a ninguna parte. El viaje al trabajo o a una reunión importante se convierte en una sesión de entrenamiento en lugar de un viaje agradable, uno llega cansado y sudoroso; que es lo último que queremos en esa situación.

Olvídese de la bicicleta eléctrica y compre un ciclomotor eléctrico. En cuanto se monte en el sillín y arranque, comprobará que ha tomado la decisión correcta. Solo tiene que usar el acelerador y está listo para salir, y con mucha potencia. La velocidad máxima de un ciclomotor eléctrico es de 45 km/h, que es apenas ligeramente inferior que el límite de velocidad para los coches en entornos urbanos. Probablemente sabe tan bien como nosotros que, en las ciudades, los coches pasan la mayor parte del tiempo atascados.

Fácil de aparcar y cargar

Despídase de los problemas de aparcamiento. Si viene de usar un coche, el ciclomotor eléctrico supondrá una pequeña revolución para usted. Aparcar un ciclomotor eléctrico es muy fácil.

¿Le preocupa que se descargue la batería? No tiene motivos: el ciclomotor eléctrico es facilísimo de cargar. Solo tiene que llevar la batería consigo al dejar el ciclomotor y enchufarla a la toma más cercana. Hay tomas de carga en todas partes y es como cargar un teléfono móvil.

Más barato para usted y mejor para el medio ambiente

El ciclomotor de gasolina es cosa del pasado. Hacen ruido y consumen mucha... exacto: gasolina. También generan muchas emisiones nocivas. A la UE tampoco le gustan. De hecho, si se tienen en cuenta las futuras normas sobre emisiones, la producción de ciclomotores de gasolina puede llegar a ser casi imposible.

Las normas sobre emisiones no afectarán a su ciclomotor eléctrico. La electricidad es una fuente de energía renovable que seguirá estando disponible en el futuro, es segura para el clima y económica para su bolsillo. El mantenimiento también es más barato. El ciclomotor eléctrico contiene muchas menos piezas móviles que el ciclomotor de gasolina, es decir, menos piezas susceptibles de desgastarse.